Yo no voto

NO Image

No, yo no votaré.

Mi memoria política me impide hacerlo.

Mucho antes de que la empresa SmartMatic dijera que había fraude en los procesos electorales de Venezuela, ya lo sabíamos. Pero no se trata solamente de un fraude a nivel de maquinitas, el fraude se hace en todos los rincones: a nivel de Registro Electoral Permanente, de presionar y amenazar a los dependientes de las dádivas gobierneras para que voten rojo, a nivel del voto asistido, al traer y cedular colombianos para que voten por le chavismo y muy especialmente, al voltear las reglas electorales hasta sacarles todo el jugo a su conveniencia. Y si por casualidad o descuido, el chavismo pierde la elección, se las arregla para destituir/bloquear/exiliar/arrestar al ganador.

Lamento mucho decir esta frase, paisanos míos, pero en Venezuela el voto no vale nada.

Yo voté por Antonio Ledezma como Alcalde Metropolitano de Caracas  en el año 2008 y terminó sin presupuesto y tras las rejas. Le montaron una alcaldía paralela. Lo mismo hicieron con la gobernación de Miranda, al ganar Henrique Capriles. El candidato perdedor, Elías Jaua, fue declarado “protector de Miranda”para amasar los dineros y las decisiones de esa región.

La mayoría de los electores votaron por Ramón Muchacho, David Smolansky, Daniel Ceballos. ¿Dónde están ahora? Los dos primeros en el exilio, el tercero en peligro de muerte dentro de una celda en El Helicoide.

En 2015 yo pegué gritos de alegría por haber ganado las elecciones legislativas. ¿Y qué pasó? Desde el principio, las artimañas empezaron a minar el camino: no se reconoció el triunfo de los diputados de Amazonas y el gobierno de Maduro empezó a meterse por todas las rendijas leguleyas que consiguió, formando una plataforma falsa para declarar a la Asamblea Nacional en desacato permanente. Más de 50 decisiones legislativas fueron bloqueadas por el Tribunal Supremo de Justicia.

Hoy en día, el Parlamento no vale ni medio. Se quedaron hasta sin sede porque la Asamblea Constituyente les invadió el rancho. ¿Valió de algo mi voto? ¿Se respetó mi decisión, mi voluntad como ciudadana? No, compañeros, se limpiaron el rabo con mi papeleta electoral.

Así se inventaron mil obstáculos, pasos, procedimientos y requisitos para no hacer el referéndum revocatorio en 2016. Se llenaban la boca diciendo que era un derecho del pueblo pero lo bloquearon por todos los flancos.

El año pasado, el Zulia votó por Juan Pablo Guanipa. ¿Se respetó el voto? ¿Sirvió de algo “expresar la voluntad del pueblo”? No, fue depuesto como gobernador electo por no arrodillarse ante la Constituyente.

Ahora, en 2018, son más descarados aún:  adelantan elecciones en una estrategia ilegal y prohíben la validación de la tarjeta de la MUD como coalición de partidos. Capriles inhabilitado, López preso en su casa. Quieren elecciones pero no quieren adversarios. Sólo querían a alguien que les hiciera el show… y lo consiguieron.

Pero… en el mejor de los casos, aunque un candidato opositor se hubiese lanzado Y GANADO las presidenciales (con Tiby manejando el CNE, ujum) la todopoderosa figura de la Constituyente se ha instalado de una manera tan feroz que seguiría haciendo lo que le venga en gana. ¿Alguien ve a Diosdado Cabello haciéndole caso a un presidente de la oposición, llámese como se llame?

La comunidad internacional no reconoce estas elecciones. Desde lejos se ve que la cosa es un fraude a todas luces. ¿Por qué empeñarse en participar en un proceso viciado? ¿No hemos aprendido nada?

Coño, ya basta. Una cosa es poner la otra mejilla y una muy diferentes es ir a hacer cola  para que te den una parranda de golpes OTRA VEZ.

Mi posición es absolutamente personal y no estoy haciendo un llamado a seguir los mismos pasos, pero para estas elecciones presidenciales, yo particularmente, digo NO.

Andreina Flores

Raylí

Raily-2

Raylí tiene varias cortadas en la frente y un golpe contundente en el pómulo. Un regalito de los colectivos – grupos chavistas violentos – que la atacaron en la avenida Lecuna el pasado 22 de mayo.

Raylí es periodista. Coordinadora de redacción del diario El Nuevo País, para más señas. En este torbellino de protestas que se dan todos los días, escogió cubrir la manifestación de liceístas de los colegios Santa Cecilia y Santa Rosalía en pleno centro de Caracas.

Los colectivos fueron la primera fuerza de choque contra los jóvenes… y la primera también contra la prensa. Entre veinte y treinta personas armadas con cabillas y tubos en contra de todo lo que oliera a disidencia y a difusión.

“Ellos nos decían que no podíamos estar allí… que nosotros inventamos siempre, que nosotros somos amarillistas, que le agregamos a la noticia.  Una de las mujeres del colectivo me haló el cabello por atrás. Yo me volteo, le digo que se quede tranquila, que nos dejen ir… y ahí es cuando me mete una patada por la espalda. Me mete un puño en la ceja. Suponemos que tenía algún anillo puesto, porque logró rasguñarme también la frente.”

Raylí,  ensangrentada, les pide que paren… les pregunta si esa es la paz de la que tanto hablan los chavistas. Pero, como amable respuesta, llegan dos líderes del grupo, vestidos de negro y encapuchados para dirigir una nueva arremetida:  la toman por el cabello y la arrastran por la avenida Lecuna. Arrastran también a su chofer y amenazan con llevarlos “ante el Comandante”.

“No puede ser, esto es un secuestro” – piensa Raylí inmediatamente.

Luego de varias vueltas en total pánico… al final, estos mal llamados “colectivos de paz” dejan ir a Raylí y a su compañero  en una de las calles adyacentes al Palacio de Justicia. Pero antes, con aires de perdonavidas, le sueltan esta frase:  “Agradezcan que nosotros los rescatamos porque si hubiesen sido los otros, los podían desaparecer…”.

Raylí Luján forma parte de los casi 200 trabajadores de la prensa agredidos en el marco de las protestas contra Nicolás Maduro registradas desde el 31 de marzo 2017.

Photo/Entrevista: Andreina Flores.
Caracas, 24 de Mayo 2017

Entrevista a Raúl Emilio Baduel y El Gato de Aragua desde la cárcel de Tocuyito

Raúl Emilio Baduel Carcel Tocuyito

Una comunicación a escondidas nos conecta con Raúl Emilio Baduel y Alexander Tirado –  alias “El Gato de Aragua” –  ambos considerados presos políticos en Venezuela. De hecho, responden a esta entrevista desde su celda en la cárcel de Tocuyito, estado Carabobo.

Baduel y “El Gato” fueron arrestados por protestar contra el gobierno de Nicolás Maduro el día 21 de Marzo de 2014. Han denunciado torturas, golpizas, hambre, costillas rotas y un juicio político amañado.

Con este duro expediente, arrancamos con lo que creo debe ser la pregunta más humana:  ¿Cómo se encuentran ustedes físicamente? ¿Cuál es su estado de salud?
Bienvenidos, Raúl Emilio, Alexander…

       Raúl Emilio Baduel: Física y anímicamente nos encontramos mucho mejor de lo que estábamos en aquel infierno llamado Uribana, ya recuperados, bastante recuperados de las lesiones producto del infierno de Uribana. Aquí en la cárcel de Tocuyito., nos encontramos mucho mejor, estamos bajo resguardo y han cesado los maltratos. Y bueno, tenemos la felicidad y el gozo en el corazón de haber hecho lo correcto y estar  haciendo lo correcto. Por eso mantenemos a Dios vivo dentro de nuestra alma y sentimos un infinito orgullo  de ser parte de la historia de los venezolanos de la dignidad.

Andreina:  Justamente yo quería preguntarles sobre esa temporada en la cárcel de Uribana, las noticias que nos daban sus abogados eran terribles: tortura, maltrato físico y psicológico. Pero queríamos escucharlo de ustedes mismos: ¿cómo fue el trato que les dieron en la prisión de Uribana?

        Raúl Emilio Baduel: Desde la misma llegada, desde nuestra llegada al centro penitenciario David Viloria, conocido como Uribana, fueron tiempos difíciles. Primero que todo, la cosa empezó porque fuimos llevados secuestrados de dónde nos encontrábamos en el Centro de Atención al Detenido Alayón, conocido como cárcel de Alayón en Maracay, estado Aragua. Nos sacaron de allí como a las cinco y media de la mañana, engañados, diciendo que íbamos a hablar con un fiscal y desde allí comenzó el tortuoso periodo donde en reiteradas ocasiones vivimos maltratos, tanto físico como psicológico y morales.

        A la llegada del centro de Uribana, fuimos sometidos a un área de reclusión conocida como “aislamiento” donde duramos 22 días. En ese sitio nos servían comida caliente en las manos y nos obligaban a que la echáramos al piso porque no existía otro lugar dónde comer. Era una celda de 2  x 2 metros, donde se anegaban las aguas servidas de las letrinas. Y en reiteradas ocasiones vivimos maltratos por nuestra posición política.

En la noche, continuamente echaban gases lacrimógenos y nos hacían maltratos psicológicos poniendo música a todo volumen con una determinada posición política hacia el oficialismo.

Luego, fuimos llevado a un módulo de máxima seguridad: el Módulo Cuatro. Allí llegamos a vivir hasta con 18 personas en una celda de ocho metros cuadrados, sin ningún tipo de desplace. En ese periodo también hubo momentos y ocasiones de maltrato por parte del propio director del penal, en presencia del propio director del penal.

En ese módulo vivimos como unos siete meses, con una comida bastante precaria. Pienso que la mayor tortura que existía era que vivíamos todo el día y toda la noche con hambre.

Durante una requisa, el señor Julio César Pérez, como director del penal, sometió a la población a hechos de tortura al acostarnos – a las doce del mediodía –  boca abajo sobre el asfalto caliente, quemándose nuestras partes íntimas.
Durante esa requisa, uno de los individuos, al reconocerme, me pateó el lado izquierdo y me produjo una lesión en las costillas. Luego, en el propio tribunal de juicio, yo se la mostré a la juez y al público en la audiencia.

Andreina: ¿Y qué responde Alexander Tirado, “El Gato de Aragua”…?

      Alexander Tirado: En la cárcel de Uribana no fue simplemente el hecho de haber sido golpeado por un bate al cual llamaban  “El Comenalgas”, algo que es totalmente cierto. Tenían otros bates que le decían “Derechos Humanos” y te decían:  “Bueno,  estos son los derechos humanos de aquí”. Aparte de todo lo que fueron los golpes, en una ocasión fuimos amenazados con armas de fuego montadas en la cabeza. También aguantamos  gas lacrimógeno en medio de la madrugada.

     A veces, se acercaba un custodio a darme algo  de comida y me decían: “Bueno échale un poquito más de comida para que la comida lo acompañe, porque ahí se va a podrir el maldito escuálido ese…”

Foto Raul y Gato Uribana                 Alexander Tirado (al frente ) y Raúl Emilio Baduel en la cárcel de Uribana 

Andreina: Justamente tú haces referencias a esa especie de bate de béisbol, con EL que ustedes fueron torturados, que lleva por nombre el “Comenalgas”, nada menos, ¿Qué es el “Comenalgas” exactamente? y ¿Cómo fue utilizado con ustedes?

       Raúl Emilio: Ese instrumento de tortura es parecido a la  herramienta con la que juegan cricket.  Es una tabla sólida, maciza, cuadrada, con una empuñadura más delgada. A manera de burla, le anotaban con marcador “El Comenalgas”.  Al golpear, causaba escaras en la piel.  Como dirían aquí en Venezuela: uno suelta de una vez el cuero.

Andreína: Si ustedes estaban protestando pacíficamente como se ve en los videos que circulan por las redes sociales, entonces ¿por qué se les detiene? ¿Cuáles son las razones de su arresto? Muchos dicen que ustedes estaban moviendo mucha gente en el estado Aragua contra Nicolás Maduro. Y por supuesto, está la tesis de que Raúl Emilio Baduel ha sido arrestado por ser hijo de quién es hijo, de Raúl Isaías Baduel, a quien se le considera un traidor  a Hugo Chávez. ¿Cuáles son las razones para haberlos detenido?

       Raúl Emilio Baduel: La razón principal de nuestra detención es el miedo, Andreina, el miedo de un desgobierno forajido que ha creado un aparato antidemocrático que le teme a la verdad y a las ideas. Llegamos a movilizar durante los carnavales del 2014 a más de cinco mil personas en el estado Aragua, convencidas de que esto merece un cambio. Eso fue lo que conllevó a la detención del Gato y de mi persona: el miedo.

Andreína: Insisto en mi pregunta, ¿Te detuvieron también por ser hijo de Raúl Isaías Baduel?

      Raúl Emilio Baduel: Sí influyó que yo sea hijo del General en Jefe Raúl Isaías Baduel. Pienso que ellos intentan amedrentar a mi padre mediante mi sufrimiento y mediante mi encarcelación. El comisario Carlos Díaz, en Maracay, me llamó por mi nombre y me dijo: “Vente, que ahora te toca a ti”.

     Andreína: ¿Tú has estado en contacto con tu padre, Raúl Isaías Baduel, desde la prisión?, ¿Qué opina él de tu situación?

     Raúl Emilio Baduel: El único contacto que he mantenido con mi padre durante todos estos diez meses de prisión ha sido mediante misivas que nos hemos enviado con familiares directos, con mis hermanos. Mis hermanas me cuentan que, por supuesto, tiene bastante preocupación pero la posición que él siempre me ha manifestado es la de orgullo por mantener mis convicciones más allá de toda la encarcelación y todo el sufrimiento que nos ha puesto a vivir el pseudo-estado forajido al Gato y a mí.

Andreína: Hemos escuchado muchas opiniones que culpan a Raúl Isaías Baduel de haber devuelto a Hugo Chávez al poder en abril de 2002. Y esa misma gente, con ese mismo resentimiento por dentro, considera que es justo que estén presos tanto él como tú. ¿Qué respondes a esa posición?

     Raúl Emilio Baduel: Estas personas, Andreina, pecan a veces en repetir automáticamente una mentira manipulada por algunos pocos de los sectores más radicales de la polarización del país y a veces no comprenden de Raúl Isaías Baduel no salvó a la persona de Hugo Chávez, sino que rescató el hilo constitucional que se rompió en abril del 2002.

     Y eso mismo lo defendió de igual manera en diciembre de 2007 cuando se le opuso a Chávez a la reforma, a su proyecto de reforma constitucional y su posición colaboró a que Hugo Chávez perdiera dicha reforma.

     A veces me decepciona que personas que se hacen llamar demócratas pretendan que un solo ciudadano decida lo que nos corresponde a todos como venezolanos. Raúl Isaías Baduel lleva seis años injustamente cautivo por hacer lo correcto. Y su hijo, diez meses por lo mismo: hacer lo correcto, por defender la democracia, la constitución y las leyes.

Celda de Raúl Emilio Baduel Tocuyito

                 Celda de Raúl Emilio Baduel y El Gato de Aragua en la cárcel de Tocuyito

Andreína: Volviendo al juicio, hemos sido testigos de que la audiencia conclusiva ha sido diferida cuatro veces. ¿Cuál es la razón que la juez Iris Araujo ha dado para eso?

      Alexander Tirado: Lo que argumenta la juez es que en ocasiones le duele la columna, que no hay despacho, que tiene algún problema de salud. En una ocasión dijo que necesitaba ir al banco y nos mantiene privados de libertad.

¿Cuál es la verdadera razón por la cual ellos nos mantienen privados de libertad? Simplemente es porque somos rehenes del Estado, nosotros somos hoy rehenes de una dictadura, esa es la verdad, ese es el motivo. El motivo es que esta gente tiene miedo y en algún momento van a tener que darnos la libertad  y esa libertad corresponderá con una gran libertad de Venezuela.

Andreína: Y ya para finalizar, quería que hiciéramos una especie de ejercicio de imaginación. Si ustedes pudieran hablar  con Nicolás Maduro, así como estamos hablando ustedes y yo… ¿Qué le dirían?

      Raúl Emilio Baduel: Lo primero que le diría a Maduro es lo mismo que le dijo mi padre a Hugo Chávez cuando éste mandó a una persona a ofrecerle el indulto, el cual mi padre rechazó y se negó rotundamente. Yo le diría a Maduro que es un cobarde, no solo por lo que nos ha hecho a nosotros sino porque lo que le ha hecho a todas las personas y a todas las familias víctimas de la represión. Por lo que le ha hecho a todos los presos y perseguidos políticos en Venezuela.

Andreina Flores

Caracas, Venezuela.
2 de febrero de 2015

 

 

 

 

Hermana de Odreman: “El tenía comunicación directa con Nicolás Maduro”

Hermana Jose Odreman sin filtro

María Marquina es la hermana mayor de José Odreman, líder del colectivo “5 de Marzo” muerto a disparos este martes en un enfrentamiento con el CICPC, la policía científica venezolana.
La encontramos sentada en uno de los muritos de la plazoleta de la Morgue de Bello Monte, en Caracas, esperando recibir el cuerpo de su hermano. Nos acercamos sigilosos, sin saber si tenía la disposición de hablar con la prensa, en medio de este caso tan oscuro. Pero, para nuestra sorpresa, la señora no solamente estaba dispuesta sino ANSIOSA por decir sus verdades al micrófono:
Y arranca así:

“Estamos muy impresionados. Recibimos la información de que nuestro hermano, José Odreman, fue acribillado horriblemente apenas 1 hora y 10 minutos después de haber dado una declaración a los medios de comunicación.
Cuando llegamos al hospital Vargas, mi hermano había sido despojado de todas sus pertenencias. No tenía documentos y estaba desnudo. No sabemos cuál fue el motivo para que el CICPC lo acribillara. Nosotros queremos desmentir al CICPC. ¿Cómo es que el director del CICPC dice que mi hermano era un criminal? ¿Cómo puede decir eso de “la banda de Odreman”? Mi hermano era el segundo a bordo de los colectivos de Cotiza.

No sé por qué tuvieron que acribillarlo tan feo. Yo le conté 20 tiros con armas largas. No sé por qué los medios dicen que mi hermano está involucrado con la muerte del diputado Robert Serra. Eso es mentira. El diputado buscaba a mi hermano cuando iba a hacer sus actividades comunitarias, buscaba a los colectivos para que le brindaran apoyo.
Mi hermano fue escolta del presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Ahora, mi pregunta es: ¿Cómo es que el mismo gobierno lo acribilla tan feamente?”

¿Cuál era exactamente la relación de José Odreman con el alto gobierno? Lo hemos visto en fotos con el presidente, la primera Dama y el mismo Robert Serra…

El presidente Nicolás Maduro los llamaba a ellos, a los colectivos, cuando los necesitaba. Le brindó mucho apoyo a Cilia Flores y a nuestro presidente. No entiendo para qué los convirtieron en colectivos, para luego mandarlos a masacrar con el mismo gobierno, con el CICPC. No me parece. Es una injusticia.

¿Qué tipo de apoyo les prestaba su hermano?

Cuando hacían campañas electorales, llamaban al colectivo. Cuando iban a las comunidades a hacer labores sociales, llamaban al colectivo…

¿Odreman tenía comunicación directa con Nicolás Maduro?

Sí tenía, sí tenía. Yo recuerdo que en una oportunidad mi hermano me pidió que lo acompañara a una reunión con él. Yo no podía porque soy abogada y tenía la continuación de un juicio. Le dije “en otra oportunidad” y fíjate, no hubo otra oportunidad porque mi hermano murió.

¿José Odreman manejaba armas? ¿Coordinaba armas en el colectivo?

Sí, mi hermano tenía porte de arma. Pero fíjate que ayer, cuando habló con la prensa, él no cargaba armamento. No sé si ya lo tenía emboscado el CICPC, de allí no supimos más nada hasta que pasaron los hechos.
Mi pregunta es por qué el mismo CICPC eliminó la evidencia. ¿Por qué no se encontraron cartuchos en la escena, si hubo tantos tiros? Sólo mi hermano recibió 20. ¿Dónde está su ropa? ¿Dónde están sus pertenencias?

Hago un llamado a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello: no todos los funcionarios son corruptos pero si quieren hacer una limpieza, vamos a hacerla desde nuestra casa. Y si yo, como hermana de Odreman, voy a perder la vida por estas declaraciones… de verdad que estoy dispuesta.

Andreina Flores
@andreina

Altamira se réveille militarisée, se couche civilisée

Altamira se réveille militarisée et se couche civilisée
Altamira se réveille militarisée et se couche civilisée

Aujourd’hui, la place Altamira de Caracas a été le centre des émotions. Depuis l’aube jusqu’à la nuit.

Le gouvernement de Nicolás Maduro a surpris même le maire Ramón Muchacho, ce matin, quand il a ordonné la militarisation du quartier d’Altamira avec plus de 1000 soldats et policiers pour le “libérer” des manifestations et des barricades.

Il y a en eu qui étaient d’accord: “Il était temps que les militaires fassent quelque chose contre ces voyous”. Et d’autres qui rappelaient à tout le monde que le chemin vers la paix ne peut pas être la peur.

Vers 18h du soir, la société civile est arrivée pour remplir la place Altamira avec une manifestation absolument pacifique qui a surpris, à son tour, aux soldats de la Garde Nationale. Peut-être ils attendaient la soumission ou la confrontation avec les voisins, mais ils se sont trouvés devant une telle force civique que la seule chose qu’ils pouvaient faire… c’était de partir.

Avec la tombée de la nuit, la place Altamira était à nouveau CIVILISÉE.

 

Caméra: Braulio Jatar @RC_Caracas

Montage: Andrés Morantes @aemorantes

 

“A golpes nos obligaban a gritar Maduro Presidente”

VIDEO REPRESIÓN DE LA GUARDIA NACIONAL CONTRA MANIFESTANTES ABRIL 2013 1a Parte

VIDEO REPRESIÓN DE LA GUARDIA NACIONAL CONTRA MANIFESTANTES ABRIL 2013  2a Parte

Los días 15 y 16 de abril de 2013, justo después de las elecciones presidenciales venezolanas, un nutrido grupo de manifestantes de la ciudad de Barquisimeto fueron reprimidos por la Guardia Nacional, en las inmediaciones del Consejo Nacional Electoral, por protestar contra los resultados de la votación que favorecieron a Nicolás Maduro.

Los afectados denuncian abuso de autoridad por parte de este cuerpo militar, a través de lo que consideran agresiones físicas exacerbadas y actos de tortura.

“Me dispararon varios perdigones (balines de goma) en la mano y aún sangrando me hacían aplaudir y gritar ‘Maduro Presidente'” relata Jordan Romero, estudiante de 19 años. Por su parte, el joven Ehisler Vásquez recibió cinco perdigones en el rostro y su fotografía ha escandalizado a toda Venezuela. “Si gritar consignas y ondear banderas es un delito… ¿en qué país vivimos?” pregunta Vásquez.

Al menos 64 personas han denunciado legalmente estos casos y hacen un llamado a desarrollar la debida investigación de los hechos, aunque – muy en el fondo – no confíen verdaderamente en la justicia venezolana.

Hemos solicitado igualmente una entrevista con el Jefe del Comando Regional No. 4 de la Guardia Nacional, General Octavio Chacón, para conocer y difundir su versión de estos episodios.
Aún esperamos respuesta.