Raylí

Raily-2

Raylí tiene varias cortadas en la frente y un golpe contundente en el pómulo. Un regalito de los colectivos – grupos chavistas violentos – que la atacaron en la avenida Lecuna el pasado 22 de mayo.

Raylí es periodista. Coordinadora de redacción del diario El Nuevo País, para más señas. En este torbellino de protestas que se dan todos los días, escogió cubrir la manifestación de liceístas de los colegios Santa Cecilia y Santa Rosalía en pleno centro de Caracas.

Los colectivos fueron la primera fuerza de choque contra los jóvenes… y la primera también contra la prensa. Entre veinte y treinta personas armadas con cabillas y tubos en contra de todo lo que oliera a disidencia y a difusión.

“Ellos nos decían que no podíamos estar allí… que nosotros inventamos siempre, que nosotros somos amarillistas, que le agregamos a la noticia.  Una de las mujeres del colectivo me haló el cabello por atrás. Yo me volteo, le digo que se quede tranquila, que nos dejen ir… y ahí es cuando me mete una patada por la espalda. Me mete un puño en la ceja. Suponemos que tenía algún anillo puesto, porque logró rasguñarme también la frente.”

Raylí,  ensangrentada, les pide que paren… les pregunta si esa es la paz de la que tanto hablan los chavistas. Pero, como amable respuesta, llegan dos líderes del grupo, vestidos de negro y encapuchados para dirigir una nueva arremetida:  la toman por el cabello y la arrastran por la avenida Lecuna. Arrastran también a su chofer y amenazan con llevarlos “ante el Comandante”.

“No puede ser, esto es un secuestro” – piensa Raylí inmediatamente.

Luego de varias vueltas en total pánico… al final, estos mal llamados “colectivos de paz” dejan ir a Raylí y a su compañero  en una de las calles adyacentes al Palacio de Justicia. Pero antes, con aires de perdonavidas, le sueltan esta frase:  “Agradezcan que nosotros los rescatamos porque si hubiesen sido los otros, los podían desaparecer…”.

Raylí Luján forma parte de los casi 200 trabajadores de la prensa agredidos en el marco de las protestas contra Nicolás Maduro registradas desde el 31 de marzo 2017.

Photo/Entrevista: Andreina Flores.
Caracas, 24 de Mayo 2017

Hermana de Odreman: “El tenía comunicación directa con Nicolás Maduro”

Hermana Jose Odreman sin filtro

María Marquina es la hermana mayor de José Odreman, líder del colectivo “5 de Marzo” muerto a disparos este martes en un enfrentamiento con el CICPC, la policía científica venezolana.
La encontramos sentada en uno de los muritos de la plazoleta de la Morgue de Bello Monte, en Caracas, esperando recibir el cuerpo de su hermano. Nos acercamos sigilosos, sin saber si tenía la disposición de hablar con la prensa, en medio de este caso tan oscuro. Pero, para nuestra sorpresa, la señora no solamente estaba dispuesta sino ANSIOSA por decir sus verdades al micrófono:
Y arranca así:

“Estamos muy impresionados. Recibimos la información de que nuestro hermano, José Odreman, fue acribillado horriblemente apenas 1 hora y 10 minutos después de haber dado una declaración a los medios de comunicación.
Cuando llegamos al hospital Vargas, mi hermano había sido despojado de todas sus pertenencias. No tenía documentos y estaba desnudo. No sabemos cuál fue el motivo para que el CICPC lo acribillara. Nosotros queremos desmentir al CICPC. ¿Cómo es que el director del CICPC dice que mi hermano era un criminal? ¿Cómo puede decir eso de “la banda de Odreman”? Mi hermano era el segundo a bordo de los colectivos de Cotiza.

No sé por qué tuvieron que acribillarlo tan feo. Yo le conté 20 tiros con armas largas. No sé por qué los medios dicen que mi hermano está involucrado con la muerte del diputado Robert Serra. Eso es mentira. El diputado buscaba a mi hermano cuando iba a hacer sus actividades comunitarias, buscaba a los colectivos para que le brindaran apoyo.
Mi hermano fue escolta del presidente Hugo Rafael Chávez Frías. Ahora, mi pregunta es: ¿Cómo es que el mismo gobierno lo acribilla tan feamente?”

¿Cuál era exactamente la relación de José Odreman con el alto gobierno? Lo hemos visto en fotos con el presidente, la primera Dama y el mismo Robert Serra…

El presidente Nicolás Maduro los llamaba a ellos, a los colectivos, cuando los necesitaba. Le brindó mucho apoyo a Cilia Flores y a nuestro presidente. No entiendo para qué los convirtieron en colectivos, para luego mandarlos a masacrar con el mismo gobierno, con el CICPC. No me parece. Es una injusticia.

¿Qué tipo de apoyo les prestaba su hermano?

Cuando hacían campañas electorales, llamaban al colectivo. Cuando iban a las comunidades a hacer labores sociales, llamaban al colectivo…

¿Odreman tenía comunicación directa con Nicolás Maduro?

Sí tenía, sí tenía. Yo recuerdo que en una oportunidad mi hermano me pidió que lo acompañara a una reunión con él. Yo no podía porque soy abogada y tenía la continuación de un juicio. Le dije “en otra oportunidad” y fíjate, no hubo otra oportunidad porque mi hermano murió.

¿José Odreman manejaba armas? ¿Coordinaba armas en el colectivo?

Sí, mi hermano tenía porte de arma. Pero fíjate que ayer, cuando habló con la prensa, él no cargaba armamento. No sé si ya lo tenía emboscado el CICPC, de allí no supimos más nada hasta que pasaron los hechos.
Mi pregunta es por qué el mismo CICPC eliminó la evidencia. ¿Por qué no se encontraron cartuchos en la escena, si hubo tantos tiros? Sólo mi hermano recibió 20. ¿Dónde está su ropa? ¿Dónde están sus pertenencias?

Hago un llamado a Nicolás Maduro, a Diosdado Cabello: no todos los funcionarios son corruptos pero si quieren hacer una limpieza, vamos a hacerla desde nuestra casa. Y si yo, como hermana de Odreman, voy a perder la vida por estas declaraciones… de verdad que estoy dispuesta.

Andreina Flores
@andreina