Un cascazo en la cara

Con un trapito blanco amarrado a una rama – símbolo improvisado de paz – el líder de oposición Henrique Capriles iba caminando directo hacia el piquete de la Guardia Nacional. Sólo avanzó unos pocos metros antes de que la lluvia de bombas lacrimógenas empezara a inundar la autopista. Sí, la historia que se ha repetidoSigue leyendo “Un cascazo en la cara”