Vamos por ti, María Machado

???????????????????????????????

Hoy el show fue parlamentario.

Con un Capriles excesivamente moderado y un Leopoldo López preso, la cabeza visible de la oposición se llama actualmente María Corina Machado. La diputada que lidera marchas, recibe golpes y grita “Dictadura” sin ningún tapujo. Era cuestión de tiempo que el gobierno chavista presionara el botón rojo para su persecución.

La sesión ordinaria de hoy en la Asamblea Nacional fue interrumpida de manera “urgente” para ir a consignar un documento ante la Fiscalía General, solicitando se evalúe si existen elementos suficientes para realizar un antejuicio de mérito a Machado que pudiera conllevar más tarde al allanamiento de su inmunidad parlamentaria y a un proceso judicial.

Esto se puede leer utilizando cada uno de esos términos legales… o se puede entender más claro en criollo: quieren poner presa a María Corina Machado. Así de simple. Para ello, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, ha entregado “pruebas” que – según él y sus colegas del PSUV – involucrarían a Machado en delitos como TERRORISMO Y ASESINATO.

Parece un cuento de terror que me estoy inventando, lo sé. Pero no. Por eso, les dejo el video:

Ante este movimiento del bloque chavista, María Corina Machado dio una fuerte respuesta: “Si creen que amenazándome y allanando mi inmunidad me van a callar, no me conocen”. La diputada contempla ejercer todos los planteamientos jurídicos ante los tribunales y la Fiscalía General, argumentando una violación flagrante en contra de sus derechos y las leyes venezolanas. Sin embargo, todos en la rueda de prensa nos quedamos esperando la especificación de esas medidas. Supongo que nos enteraremos en su momento.

Por lo pronto, María Corina Machado ha reiterado su intención de asistir a la sesión ordinaria de la OEA en Washington el próximo viernes, donde el embajador de Panamá, Arturo Vallarino, le cederá su asiento para permitirle hablar de las protestas en Venezuela.

No sé realmente qué se pueda esperar de la OEA, más que la posición sosa y gobiernera de un club. Pero vaya que será interesante ver a Machado denunciando los excesos de “la revolución” frente a todo el continente. Como dice la canción …si la dejan.

ANDREINA FLORES

@andreina

Rueda de prensa María Corina Machado. Caracas, 18 marzo 2014

Día de la Resistencia Parlamentaria

Parte de ejercer esta intensa profesión de periodista es encontrar realidades difíciles durante los recorridos de trabajo: la casa de José Manuel que se le derrumbó con la última lluvia, Mariela que está embarazada de 7 meses y vive en el basurero municipal o Yumira y su hijo de 16 años, que se lo mataron a tiros por meterse con la novia de un malandro.

En junio de 2012,  estuvimos en el estado fronterizo de Zulia  –  específicamente en el municipio Machiques de Perijá – y nos topamos otra vez con uno de esos casos que no dejan dormir y que exigen – con un corrientazo a la conciencia  – que uno haga ALGO.

Maribel Romero es una líder indígena de la etnia Yukpa que vive en la Misión Los Ángeles del Tokuko en la Sierra de Perijá. Con miedo pero con determinación, denuncia ante los micrófonos de RCN Radio de Colombia que grupos armados colombianos, que se autoidentifican como guerrilla, estarían violando a las mujeres indígenas, incluyendo adolescentes de 15  y 16 años.
De esta situación –  continúa Maribel  – ya habría incluso casos de embarazo. Con sólo ver la apariencia de los niños que están naciendo, no es difícil adivinar que la situación no es cuento de camino : “No son yukpas, son mestizos, blancos, blanquitos”.

Maribel denuncia también la agresión física. Una de sus vecinas en la Misión del Tokuko habría sido víctima de golpes por parte de estos hombres armados.  Sin embargo, los moretones son los únicos que se atreven a decir algo, porque su compañera yukpa jamás se quejó ante las autoridades.  Y ese  es sólo un caso entre muchos.

Presentación de la denuncia  yukpa ante la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional

La oportunidad de elevar esta denuncia  a instancias nacionales se presentó en la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional de Venezuela, a la que agradezco infinitamente me haya dado el derecho de palabra de hoy.  Presentamos el testimonio grabado de Maribel, apoyado con la confirmación del intendente de seguridad de la zona.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Hay resistencia por parte de la tolda roja a todo lo que pueda oler a crítica contra el gobierno nacional.

La diputada del PSUV,  Lirisol Velásquez, me señala de querer “armar un jueguito mediático”, de pertenecer a un medio que no es “ninguna ovejita” y que “tiene intereses claros contra el presidente Chávez”.  La diputada María León se enardece mucho más : se levanta y grita a viva voz que no se tolerará que se irrespete a Hugo Chávez Frías y amenaza con retirarse de la sala junto a las diputadas del PSUV que están presentes.

Lo dije al principio de mi intervención: no tengo la intención de politizar este tema. No he irrespetado a Hugo Chávez de ninguna forma. Esta no es una denuncia contra el presidente. Es una solicitud de PROTECCIÓN para las mujeres indígenas que están denunciando agresión sexual por parte de grupos armados colombianos. Es una solicitud de investigación por parte de autoridades nacionales que bien podrían lograr un cambio importantísimo para estas mujeres.

Esto no es contra Hugo Chávez. Esto está POR ENCIMA de Hugo Chávez.

La verdad es que pensé que iba a encontrar mucha más solidaridad femenina dentro de este grupo de diputadas. Pensé que iban a sentir el mismo asco que sentí yo cuando escuché que un hombre armado estaría tomando violentamente algo tan delicado como la intimidad de una mujer venezolana.

Pero no.  Definitivamente, la politiquería que estamos viviendo en este país nos ha quitado la perspectiva de lo que es verdaderamente importante.  Al parecer, la prioridad es defender a ultranza al líder político, por encima de las necesidades de la gente.

A pocos días del 12 de octubre – llamado Día de la Resistencia Indígena – la diputada Marleny Contreras señala que el gobierno del presidente Chávez es el que realmente ha reconocido y mejorado  las condiciones de la población indígena en Venezuela. Si es así, lo aplaudo.  Pero… ¿por qué no darle continuidad a esa labor y atender esta denuncia de violación en la frontera?
¿Por qué sentenciar a priori que hay una intención oculta de un medio de comunicación?

En términos sencillos, esto es como llamar al número de emergencia para denunciar a un violador que ha entrado a la casa y que el operador conteste: “Señorita, déjese de inventos. Usted lo que quiere es hacernos quedar mal”.

La diputada Contreras, con mucha humildad, reconoce que “el gobierno tiene fallas…”  Lamentablemente, aunque venga vestida de buena intención, esa palabra se queda demasiado pequeña; una “falla” es un hueco en una carretera, un corte de luz en un pueblo. La violación a una mujer es un acto abominable que debe, POR LO MENOS, ser investigado.

La diputada de oposición, Nora Bracho, siendo oriunda del estado Zulia, parece sentir mucho más la preocupación por investigar. Hace un llamado a “no matar al mensajero”  – y esta mensajera lo agradece –  pero más allá de eso, propone una comisión que se traslade a la región y se informe sobre los hechos.  Se habla también de llevar el caso a las comisiones de Política Interior y de Pueblos Indígenas para trabajar en conjunto.

La reunión no termina bien, de hecho, casi ni me dejan hablar. Pero,  de alguna forma, me parece que podría haber una luz al final del túnel. O quizás estoy siendo ingenua… otra vez.

Una colega de ANTV me pregunta al salir que cuál es mi compromiso con esa denuncia. Sencillo: mi compromiso es personal. Mi compromiso nada tiene que ver con mi radio o con atacar al presidente.

Mi compromiso es con Maribel, su esposo y su gente,  que poniéndome un collar yukpa en el cuello me dijeron:  “Confiamos en ti para que lleves nuestra voz a Caracas”.
Y  no hay resistencia parlamentaria que pueda evitar eso.

_____________________________________________________________

Aquí un fragmento de la denuncia de Maribel en sus propias palabras:

Aquí la denuncia presentada ante la Comisión de Familia de la Asamblea Nacional: