Todas somos Erika… o la sorpresa de encontrar los propios miedos en una celebridad

Después de un mes de mensajes, incertidumbre y sobre todo, de mis RUEGOS por obtener un espacito de conversación… aquí estamos. En un hotel de París, poco antes de la presentación de su monólogo “Tú no sabes quién soy yo”… aparece Erika de la Vega. Risueña, hermosa, mucho más relajada de lo que cualquiera seSigue leyendo «Todas somos Erika… o la sorpresa de encontrar los propios miedos en una celebridad»