Cuentos de la Yuma

No hay escapatoria posible contra esas ideas que se le incrustan a uno en el cerebro y no dejan de hacer ruido hasta que se vuelven realidad. Así me pasó a mí con Cuba. Desde el año 2009, se me metió en la cabeza esa extraña necesidad de tomar un avión a La Habana aSigue leyendo «Cuentos de la Yuma»