Neomar Lander
Día 68 de protesta contra Maduro.
El joven Neomar Lander, de apenas 17 años,
 viste un casco, una capucha y un chaleco casero hecho con un pedazo de alfombra. En el pecho lleva la inscripción “Yo soy Libertador” para identificarse como parte de la Resistencia y, de hecho, es de los primeros en  la línea de batalla.  Hacia las cuatro de la tarde, se le ve solo,  frente a un contingente de la Policía Nacional Bolivariana, cuando recibe un fuerte impacto en el pecho que le mató casi en el sitio.
 
¿Qué lo mató exactamente? Nadie lo sabe a ciencia cierta.
Diputados de oposición, como José Manuel Olivares y Carlos Paparoni, aseguraron rápidamente  que fue una bomba lacrimógena disparada en línea recta por la PNB. En la otra orilla política, el Ministerio de Interior y Justicia publicó un tuit donde jura que el joven murió al manipular erradamente un mortero de fabricación casera.
 
Por supuesto, los medios y personeros afectos al gobierno de Maduro se han encargado de replicar esta versión ampliamente, empezando por el genio de Winston Vallenilla, quien tildó al joven de “guarimbero” y se ganó un millón de insultos en cuestión de minutos.
Winston vallenilla Guarimbero

Diosdado Cabello – más eficiente que Grissom de CSI – leyó la conclusión de la autopsia de Neomar en televisión y anunció con una propiedad impresionante que el muchacho había utilizado mal el mortero en cuestión y se había provocado la muerte. Por supuesto, culpó a la oposición – especialmente al diputado Miguel Pizarro – de “convocar a un niño a actividades terroristas y entregarles ese tipo de artefactos explosivos”.
 

Se han publicado dos videos importantes: uno tomado desde lo alto de la avenida Libertador de Caracas a la altura de El Rosal, donde se muestra el momento en el que Neomar cae herido en el piso. Yo, particularmente, no le veo un mortero en las manos ni a su alrededor. Pero tampoco veo con claridad que la PNB realmente le dispare y lo alcance en línea recta.

 
El otro video es el publicado por el equipo de El Nacional, donde se ve a Neomar en sus últimos segundos de vida, con un guante puesto y desafiando con gestos y gritos a la PNB. No lo veo tampoco manipulando un mortero en ese momento.
El video está editado, porque el equipo de El Nacional no alcanzó a grabar la secuencia completa con el momento exacto de la caída del muchacho… pero en las imágenes que sí se muestran, no veo mortero alguno. El videógrafo de El Nacional asegura que nunca hubo tal mortero.
 
Pero quedan cabos sueltos, elementos sin descifrar y una tesis que cada vez se hace más grande: es muy difícil que una bomba lacrimógena, aunque sea disparada con la mayor saña y a poquísima distancia, pueda causar una herida tan grande y profunda como la que tiene Neomar en el pecho.
Dice el paramédico que lo atendió, Jonathan Quantip, que la herida exponía huesos y tejido pulmonar. Además era ancha y muy abierta. No quiero ponerme muy detallista con este tipo de cosas pero creo que es importante describir la escena, por cruda que sea.
 
Pienso que, por lo pronto, es preciso esperar a que el Ministerio Público desarrolle las investigaciones pertinentes y emita un parte oficial.
Créanme, los periodistas hemos tenido toda una tarde de actuar como criminalistas, forenses, policías e investigadores para tratar de encontrarle sentido a este episodio. Seguimos intentando.
 

La confusión reina… y también la muerte, que ya suma 66 víctimas en su lista.

 

Andreina Flores

2 comentarios

  1. No pareciera tan confusa la muerte Andreina solo es confuso conque lo mataron.El cuerpo del joven era muy delgado en su contextura, y la altura y velocidad con la cual fue disparado el artefacto (bomba lacrimogena), pudo atravesarlo porque en el vídeo de el Nacional se puede percibir una herida grande cuando sus compañeros lo auxiliaron. Por supuesto que en el vídeo se nota a un policía bolivariano que de esquina dispara y se aprecia la estela de humo que va dejando el rastro del artefacto disparado e inmediatamente se deja escuchar en uno de los vídeos subidos a la red como la muchacha ratifica le dieron ,lo mataron y se hecha a llorar desesperadamente!. Esto esta como la pistola percusora que según diosdado mató a pernalete. No hagamos el juego a estas versiones. Esperemos la verdadera experticia.

  2. Bastante honestidad hay en este reporte al afirmar que las heridas del joven no se corresponden al impacto de una lacrimógena, y ese parece el detalle clave, pues es más creible que hayan sido producidas por un explosivo que estalló en contacto con el cuerpo. Se ve en el video el humo de una explosión y luego se ve el paso de la lacrimógena lanzada por la policía. También se escucha a un joven decir “es que iba a lanzar un bin laden y le explotó”. Una Joven pregunta que esta haciendo el joven, lo que indica que estaba haciendo algo que no es visible desde su posición. Todos estos aspectos hay que tomarlos en consideración a la hora de formar una opinión. Recuerden también a Pernalete, a quien le dieron con una lacrimógena a menos de 2 metros, según la Fiscal General de la República, y sus heridas no se asemejan a las de este joven. También estoy de acuerdo a que no podemos ser como Grissom, pero si tenemos que ver los hechos y no lo que queremos ver. Ese joven es una victima, pero no conocemos quién o quienes son los victimarios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s