Marcha por la salud Mayo 22

Yo recuerdo que el 10 de marzo de 2014 – Día del Médico – se produjo en Caracas una fuerte protesta de los trabajadores de la salud que terminó bloqueada a empujones por la Policía Nacional Bolivariana. No hubo gas lacrimógeno pero sí muchos golpes.
En esa ocasión, alguien dijo que el gobierno era muy inteligente y sabía que no podía permitirse la foto de una bata blanca gaseada.

Bueno, hoy se pusieron brutos. Absolutamente brutos. Brutos como cuando le echaron gas a los viejitos. Brutos como cuando lanzaron una bomba a la señora de la silla de ruedas. Brutos como cuando la GNB agarra a golpes – entre diez – a un muchacho que protesta. Brutos, brutos.

Hoy los médicos, enfermeros, odontólogos, bioanalistas y trabajadores de la salud en general, vestidos de batas blancas y con sus banderas de Venezuela, salieron a la calle a protestar contra la deplorable situación de los hospitales de este país: falta de insumos, equipos dañados, camas rotas, aguas negras en zonas que deben ser totalmente higiénicas, en fin… ni hablar de la escasez de medicinas que ya alcanza el 85%.

Los médicos salieron tomados del brazo, gritando por la autopista una consigna totalmente lógica: “¿Cuál constituyente…? Si en los hospitales se nos mueren los pacientes!!”. O esta otra: “No queremos bombas, queremos medicinas”. La idea era llegar al Ministerio de Salud pero eso, como se podía adivinar,  nunca sucedió.

Quizás la GNB estaba tan lejos que no escuchó este ruego médico y procedió a hacer justamente lo que sabe hacer: tirar bombas.

Pero ya va… no solamente lanzaron bombas. Esta vez, hicieron mucho daño con la ballena y sus chorros de agua. Uno de los médicos que participaba en la protesta quiso mediar con la GNB para calmar los ánimos… incluso abrazó a uno de los guardias para mostrar su buena voluntad. Lo que recibió como respuesta fue un fulminante chorro de agua que lo derribó al piso sin contemplaciones.

Foto Luis Robayo Medico
Médico en protesta es alcanzado por el chorro de agua de la GNB. Foto: Luis Robayo/AFP

Exactamente lo mismo le pasó a dos colegas de prensa: la fotógrafa Ariana Cubillos de la agencia AP, que no solamente terminó en el suelo y con el hombro izquierdo adolorido, sino que el cañón de agua que le lanzó la GNB le partió el lente de su cámara.  Mucho peor fue para el fotógrafo Juan Peraza, quien tiene fractura en el brazo izquierdo por otro chorro de agua que lo derribó en plena autopista.

Fotografo fractura brazo
Fotógrafo Juan Peraza sufrió una fractura en el brazo luego de ser alcanzado por los chorros de agua de la GNB

Así las cosas, las batas blancas no tuvieron más opción que retirarse. Un “triunfo” para la GNB… y una derrota para todos nosotros que seguiremos buscando medicinas y dando carreras con nuestros familiares enfermos por todos lados.

Francotiradores en La Trinidad

Desde que se hizo viral el audio que plantea el uso de francotiradores en las marchas, todos los que salimos a la refriega estamos en alerta máxima. No sabemos si darle veracidad al audio… pero no está demás mirar hacia arriba y protegerse.

Hoy se demostró que no es juego de carritos.  El mismo gobernador Henrique Capriles ha denunciado que, en la azotea del edificio CIED-PDVSA de La Trinidad, se habrían instalado francotiradores con la orden expresa de disparar a los opositores en protesta. Al menos tres heridos de bala se registraron por esa causa el día de hoy.
Gracias a esta era de teléfonos inteligentes omnipresentes (sí, gracias a Dios por eso), los vecinos pudieron registrar en imágenes a estos francotiradores apostados en el techo de la sede de CIED-PDVSA.
Dicen los entendidos que se trata de fusiles AK 103. No sé qué modelo será exactamente, pero sí pude ver lo que es capaz de hacer un arma como esta…

francotiradores La TRinidad

Barinas pone los muertos

Y si en Caracas se contaron más de 30 heridos, en las regiones seguimos contando muertos. Hoy, el epicentro fue el estado Barinas, donde se confirmó la muerte de al menos cuatro jóvenes en el marco de las protestas anti-gobierno:

John Alberto Quintero de 21 años,  alcanzado por un disparo en la cabeza.

Yorman Bervecia de 19 años, víctima de un proyectil en el torso que le habría afectado varios órganos vitales.

Alfredo Carrizales, de 22 años de edad, muerto de un disparo en la ciudad de Barinas.

 Adonis Pérez, de 22 años de edad, muerto de un disparo por la espalda durante una manifestación en Alto Barinas. Pérez era estudiante de veterinaria.

 Con estas cuatro víctimas, el número de fallecidos se eleva a 52 en 52 días de protesta. Qué macabra casualidad.

Estamos viviendo en carne propia la historia de Venezuela, señores. Con un número de muertos que aumenta todos los días y con una escalada de violencia que no va a parar. Como tampoco va a parar la protesta.
Se han sumado la GNB, PNB, colectivos y francotiradores a defender un régimen asesino… y la gente sigue en la calle.
A pesar de los muertos, aquí no se cansa nadie.

Andreina Flores

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s