La vendedora de café

IMG_3226

Karina vende café a las puertas del Mercado de Coche. Tiene 25 años y unos ojos cansados.

Con sólo dos manos, hace malabares para llevar el termo de café, a su hija Diana, de cinco añitos y a Luis, su bebé de dos.
A pesar de las caritas sucias, ambos son una belleza. Juegan con los charcos del mercado y las lechugas podridas que caen en el piso

Karina tiene un verbo mucho más educado de lo que cabría esperar. Y una actitud digna. Me sorprende cuando al bebé se le sale un zapatico y su mamá le suelta un regaño:
“¡Póngase los zapatos que usted no es un indigente!”

Nos conocimos gracias a un viejo metiche que, al pasar junto a ella y sus hijos, me dice: “Señora, ¿no quiere llevarse a uno de esos niños para su casa? Jejejejeje”.

La verdad es que el bebé se veía tan lindo que sí provocaba llevárselo. En lugar de eso, le río el chiste y me detengo a hacerle cariños a los muchachitos, en medio de ese desastre que es el enclave del Mercado y el Hospital de Coche.

– Usted tiene hijos? – me lanza el viejo la primera bola.

– No, no tengo.

– ¿Pero usted es estéril?

Ahora sí me acomodé yo con este viejo mamarracho y abusador. ¿Qué clase de pregunta es esa? Me pongo en mi posición ultrafeminista y le devuelvo el golpe:

– No, no soy estéril. Simplemente, decidí no tener hijos. No quiero.

El señor me mira como si hubiese visto a Alien, el octavo pasajero, en pleno mercado.

– Eso está muy mal. La mujer debe tener hijos.

Me pongo más antipática todavía:

-Las buenas quizás sí. Las malas nos vamos a Nueva York y a Río de Janeiro. Cenamos con vino y nos despertamos bien tarde los domingos.

Al pobre viejo casi se le salen los ojos. Me odió en cuestión de segundos.

En cambio, Karina sonreía con cada palabra que me escuchaba. Estuvo callada un buen rato… hasta que finalmente soltó un análisis digno de la socióloga más cara de Venezuela:

“Las mujeres no tienen por qué salir embarazadas a juro. Si quieren hacer otras cosas como estudiar o viajar, están en su derecho.”

Naguará. Ni en mi mejores sueños, habría yo esperado esa respuesta de la vendedora de café del Mercado de Coche.  Entre líneas, adivino que hay un cierto lamento en esas palabras. Una sensación de que Karina quisiera regresar en el tiempo y no cargar estos dos muchachos a cuestas hoy en día.

La historia que me contó, sólo confirma esa sensación:

Al papá de su hija lo mataron. Hace cinco años, se metió con una mujer que no debía y terminó con varios tiros y atropellado por un carro.

Sí, al estilo Tarantino.

Luego, Karina quedó prendada de otro tipo que trabajaba en el mercado de Coche. Un amor apasionado hasta los tuétanos, del que nació Luisito. Pero la figura paterna duró poco. De hecho, ni siquiera duró para ver llegar al niño.

Él me dijo que iba a estar conmigo, que me iba a ayudar a levantar una casa. Cuando teníamos relaciones, me decía que para qué nos íbamos a cuidar, que no hacía falta. Pero eso solo fue para enamorarme… en cuanto supo que yo estaba embarazada, se fue.

Ahora tiene otro hijo con otra mujer, el cuarto. Nació el 28 de Julio. Mi bebé cumplió el 1 de agosto y él ni llamó. Tuve que llamarlo yo para que hablara con el niño.

¿Por qué no llevas a ese hijo de puta a la Lopna? Yo te ayudo… – le digo en un arranque de indignación.

Ya lo intenté pero él me amenazó de muerte…

¿Cómo es eso? ¿Pero el tipo es un pran? ¿Un jefe de alguna banda de por aquí?

Es militar.

Me dijo que si lo llevaba a la Lopna, que me cuidara. Que ya iba a ver lo que me iba a pasar.

Ante esta ruda frase, lo único que me queda es tragar grueso. Por más que uno quiera denunciar y llevar a un malnacido de esos a la justicia, la amenaza de un tipo envalentonado por llevar un arma en la cintura no es como para subestimar.
No apoyo el silencio de Karina, pero lo entiendo. Nadie quiere terminar con un tiro en el cuerpo.

Karina baja la cabeza, como si quisiera enterrarla en el pavimento. Tiene una mezcla de sensaciones: le da vergüenza su historia pero, al mismo tiempo, le alivia poder contarla.
Yo me equivoqué, lo reconozco. Siempre me he fijado en hombres que no convienen. Y nunca me he cuidado. Ahorita una mujer que salga embarazada es porque quiere. Porque hay muchas maneras de no montarse una barriga.
Antes yo confiaba mucho, ahora no. Ahora tengo los ojos abiertos.

Me pongo a pensar en cuánto hace falta una mano de hierro contra todos esos hombres que creen que dejar muchachos regados es una gracia. Un castigo, una multa, una obligación mensual que los enseñe a meter el pipí con conciencia.
Pero seguimos siendo ese tercer mundo en el que las mujeres son aguerridas y levantan a sus hijos todos los días, mientras los hombres siguen atropellando impunemente al que le pase por el frente: parejas, hijos y al mismo Dios.

Con la mano temblando – consciente del riesgo que supone sacar el teléfono en Coche – logro apretar el botón y hacerle una foto a Karina. Con Diana, con Luisito. Con su pared sucia, su termo y su realidad maltrecha.

Antes de irme, le pido que me deje ayudarla con alguito de plata… y le entrego lo poco que pude sacar del cajero minutos atrás.

Karina me mira y se le humedecen los ojos. Como quien no ha recibido ayuda en mucho tiempo. Como quien no confía en nadie y, de repente, algo bueno le pasa.

Ella se queda muda. Y yo también.

Andreina Flores

@andreina

13 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Luz Zapata dice:

    Tremenda historia, es cierto hace falta un castigo para esos desgraciados

    1. anna dice:

      las mujeres somos tan fuertes que de verdad merecemos lo mejor

  2. marielena dice:

    Y el problema más terrible es que la Ley encima favorece a los hombres, tanto hablar de igualdad y eso no se cumple …cuanta mujer de cualquier nivel socio económico, pasando trabajo, trabaja,cuida,cría, y ellos sin cumplir y sin ningún tipo de penalidad

  3. Miriam Reyes dice:

    Tristemente las leyes en Venezuela (y muchas partes del mundo obviamente) sean elaboradas por hombres o mujeres no se cumplen y esta es la triste realidad a lo largo y ancho de nuestra querida Patria (no la de los chavistas), mujeres solas echando para adelante sus hijos. Un grave problema social que a largo plazo pasará factura a toda la sociedad porque no solo es problema de tantas Karina es problema y consecuencias de todos.

  4. Bueno pero siendo honesta cómo tu le pares a un tipo que recién llega a tu vida? un hijo es un proyecto de dos y obvio debe pensarse bien, Claro que el tipo es el propio mal padre criollo pero ella también es la propia mujer venezolana que creer que ser madre es lo único que importa… son dos estereotipos el macho conquistador y la madre sacrificada, esa mezcla da lo que da: hijos sin padre, con madres agobiadas que si no se esterilizan siguen pariendo a cuenta de que un hijo es una bendición

  5. AnaVirginia dice:

    Tienes un gran corazòn y Dios te multiplicara el gesto que hiciste con corazòn, Dios es bueno y hara justicia. Ella es un ejemplo màs de una mujer digna y trabajadora, un error lo comete cualquiera y tambièn hay mujeres debiles que caen en la labia de un hombre que le pinta cosas hermosas, pero no caerè en la critica de su equivocaciòn , mas bien le regalo miles de aplauso por ser un gran ejemplo en medio de tanta perdida de valores

  6. Karen dice:

    Hola como esta? Quisiera contactarme con karina

  7. Es una historia como la de muchas… pero más pena me genera ser mujer que sólo comenta, sin más acción que unas palabras escritas, como quien se resigna que “la vida es así”. El principal problema de mujeres como ellas, es que no cuentan con el apoyo de otras mujeres. La naturaleza de las mujeres es la colaboración, la contribución, la lealtad con la tierra. El mundo no está dividido porque los hombres abandonen, sino porque las mujeres nos abandonamos unas a las otras. Una buena amiga, dará el mejor consejo en el momento oportuno. Una mujer que haga a otra mujer sentirse valiosa y segura, siempre la rescatará a tiempo del hombre que no le conviene.

    Aquí estoy para leer, comprender y extender mi mano. Quiero ayudar a Karina, pero estoy fuera del país. Me gustaría saber si Andreína se ofrece a ser puente para las mujeres que estamos dispuestas a ayudarla.

  8. Briyitt Valderrama dice:

    Hasta cuando el bendito machismo y cuando el estado realizará planes para estas niñas dejen de cuidar y querer criar niños, Políticas que lleven el control de natalidad como debe ser, y obligar a los padres a velar por la Formación y orientación de sus hijos en todos sus actos.

  9. Buenas tardes a todos. Desde hace días estoy pensando cómo hacer para organizar una ayuda verdaderamente efectiva para Karina.
    He estado en conversaciones con una amiga que tiene una fundación para que me ayude a canalizar tantos buenos deseos que la historia de Karina ha generado.
    Les estoy avisando.
    Por favor, estén pendientes también de mi página en Facebook: https://www.facebook.com/andreina.floresperiodista/ para noticias spbre este tema.
    Mil gracias por leer y por tener tan buen corazón.
    Saludos,

    Andre

  10. margaret dice:

    Con mucha tristeza porque de igual manera fui de esas mujeres que la dejaron con ese bebe antes de nacer que tuve que llevarlo a la lopna y alegan yo no trabajo pero hoy en día agradezco que no se quedaran porque tengo al lado a un hombre luchador por todos los mios y los nuestros se te felicitó porque poco a poco saldrás y que en algún instante llegara tu rayo de luz lo único es que debes estar atenta para no dejar pasar la oportunidad de luchar por esas dos bendiciones que entre tanta desgracia te dieron a cuidar soy feliz con mis hijos y tengo la suerte de verlos crecer y enseñarles miles de cosas buenas haslo con los tuyos como lo lei adelante Karina nadie dijo que era fácil pero tampoco es difícil salir adelante lo interesante es saber como levantarse y tu lo hiciste mil bendiciones y dios te acompañe hoy mañana y siempre

  11. Chama, te ganaste mi aplauso!!
    Muy buena nota.

  12. Es muy loable ser guerrera,pero hasta cuando vamos a escuchar historias de padres ausentes,lo ideal es que las mujeres se eduquen y conozcan sus derechos para cortar este circulo vicioso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s