Caracas. Año 2044

Manos abuela nieto

– Así era por allá en el 2014… mientras los muchachos tragaban gas lacrimógeno en Altamira y había un montón de muertos, el canal del gobierno pasaba imágenes de vacaciones, de la gente bañándose en la playa… Y el presidente gritando “¡Carnaval!”. Yo me acuerdo clarito.

– ¿En serio, abuela?  ¿Tú dices VTV?  ¿Donde hacen los programas esos que ganan premios ahora?

– Ese mismo. Antes era un canal de propaganda del gobierno.

– ¿Y nadie decía lo que estaba pasando? ¿Cómo se enteraba la gente, pues?

– Por esa red que llamaban… Twitter.  Y la otra…  ¿cómo es que era?  Ah sí, Facebook.

– Jejejeeje, abu, esas eran las redes sociales de la pre-historia. ¡Ahora es FroomTech y HyperWhisper!

– Bueno, pero eso era lo que nosotros usábamos en aquella época. Una vez pusieron presa a una guardia nacional por pegarle con un casco a una muchacha en Valencia. Todo eso se supo porque la gente grabó la cosa con el teléfono y lo puso en Twitter. Si no… la dejan campante por ahí.

– ¿Y por qué protestaba la gente, abuela?

– Porque no había comida, hijo.  No había leche, ni harina, ni azúcar ni papel tualé. Había que hacer cola pa’ todo. La gente se agarraba a golpes por una harina.

– ¿NO había papel tualé?? Abuela, sí inventas… ¿cómo no va a haber papel tualé?

– Ah pues. Es en serio. Y además robaban a todo el mundo, mataban a la gente por nada. La delincuencia estaba desatada. Nunca se me va a olvidar ese número horrible de 25 mil muertos en el 2013. Y cuando mataron a la actriz esta… Mónica Spear, la de la novela La Mujer Perfecta. La mataron a tiros en una carretera. Eso le dio la vuelta al mundo.

– Pero entonces Venezuela era como una guerra, abuela…

– Más o menos, sí…

– ¿Y cómo fué que cambió todo…?

– Esa historia te la cuento otro día. Anda, ya es hora de dormir. Lo más importante es que ahora tú estás bien y todos estamos tranquilos.

– Abu, mi tío me dijo que en Venezuela habían hecho como en Ucrania pero mejor. ¿Dónde queda Ucrania?

– No preguntes tanto. Mañana seguimos…

– Abuela, cántame la canción esa de dormir que es como el himno de Venezuela, anda. Eso no existe en otros países, ¿verdad?

– No, mi amor. Eso es único de aquí… como tantas otras cosas. Vamos a cantar los dos, suavecito: “Duérmete mi niño, que tengo que hacer…”

@andreina

 

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gustavo Osorio dice:

    Excelente es un cuento lleno de magia y un sueño que esperamos se haga realidad

  2. petervelrod dice:

    Reblogueó esto en Cyclope Chaoticusy comentado:
    Desde el futuro de Venezuela nos llega esta preciosa historia creada por Andreína Flores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s