OTAN: “No hay acuerdo político, ideológico o petrolero en nuestras operaciones”



Roland Lavoie, portavoz de la OTAN insiste en que su mandato es proteger a los civiles libios. Sobre el llamado de Chávez a un contraataque, el coronel se niega a opinar pero no puede evitar reírse.

(MILITAR) El coronel Roland Lavoie atiende la llamada de 6toPoder en Nápoles, Italia, sede de la operación militar que la OTAN desarrolla en Libia desde marzo de 2011, bautizada con un nombre de película: “Protector Unificado”. Lavoie tiene la responsabilidad de dar la cara por la organización, incluso cuando se le acusa de asesinar civiles y de querer el petróleo libio como trofeo final. Afinamos el oído para seguirle el acento a su francés canadiense y empezamos.

¿Cuál es la situación en Libia en este momento? Hemos visto que han intensificado los ataques en Sirte y en Beni Walid. ¿Podría darnos más detalles?

Bueno, para comenzar, nosotros no hemos realmente intensificado nuestras operaciones en Sirte o Beni Walid. Ayer, por ejemplo, no enviamos ningún ataque. Lo que hacemos, en verdad, es patrullar constantemente, sobrevolar la región costera e incluso el interior del país como una forma de repeler las amenazas que pudiera haber sobre la población civil. Y eso se da en diferentes ciudades libias. Pero sí, en Sirte – efectivamente – hemos eliminado un centro logístico, con equipos de control, radares, 3 misiles y vehículos militares.

Coronel, la OTAN ha sido acusada de matar civiles libios en sus operaciones. De hecho, el presidente Chávez ha dicho que es una locura matar a la gente con la excusa de proteger a la gente. ¿Qué dice usted al respecto?

Hay que poner todo eso en contexto. Porque fíjese, desde el inicio mismo de nuestra misión, nosotros fuimos puestos aquí por países con valores de paz y democracia, que fueron llamados para detener un baño de sangre. Desde ese momento nuestros objetivos han sido estrictamente militares, objetivos que representaban una amenaza directa a la población civil. Para ello, nuestros recursos son muy modernos y de mucha precisión, incluyendo fuentes de información de inteligencia y métodos de lógica.
Me permito insistir en el hecho de que nunca hemos atacado un objetivo sin tener la certeza de que se trata de un blanco militar. Con frecuencia, esos objetivos son arsenales de armas o depósitos de municiones.
La consecuencia directa de la eliminación de esos blancos es también la eliminación de una amenaza que habría podido asesinar civiles en Libia. Le agradezco su pregunta porque me permite insistir en que nuestra meta es proteger a la gente.

¿Manejan ustedes una cifra oficial de fallecidos en Libia?

Bueno, usted sabe que la OTAN no tiene tropas en el terreno y no manejamos esas cifras. Las autoridades locales han estimado que desde el inicio de la revolución, aproximadamente 50 mil personas han muerto. Muchos presos políticos, gente que fue abatida salvajemente por oponerse al régimen y también víctimas de los enfrentamientos entre los bandos a favor y en contra de Gaddafi.
Con respecto a las víctimas directas de la operación de la OTAN, tenemos algunos reportes que podrían sugerir bajas civiles, pero son números imposibles de confirmar pues no tenemos soldados en tierra. El único error técnico que ha sido admitido y documentado fue una bomba que habría destruido una casa de familia, sin poder saber a ciencia cierta cuántas personas se encontraban allí.

Los países de la OTAN han recibido fuertes críticas por su intervención en Libia. Algunas personalidades políticas han dicho que la intención real es apoderarse del petróleo libio. ¿Qué responde usted a eso?

Hay que fijarse en los hechos, porque en todo conflicto la primera víctima es la verdad. Si ponemos esta operación en perspectiva, nos daremos cuenta de que la intervención de la OTAN vino en respuesta a un llamado de Naciones Unidas para proteger a los libios. De ninguna manera se pensó en algún acuerdo político, ideológico o petrolero. Nuestra motivación es salvar vidas y eso es lo que hemos hecho desde el principio.

¿Ustedes tienen algún contacto directo con los rebeldes libios? ¿Coordinan operaciones con ellos?

Nosotros no tenemos un contacto directo con las fuerzas que se oponen a Gaddafi. Lo que tenemos es aliados locales que nos permiten comprender los que sucede en tierra firme. Nuestra fuente primaria de información son nuestras operaciones aéreas de vigilancia que sobrevuelan Libia las 24 horas del día, 7 días a la semana. Es así como podemos hacer seguimiento a la situación.
Entiendo que muchos han lanzado la hipótesis de que nosotros coordinamos operaciones con las fuerzas opositoras en el terreno, pero ese no es el caso. En realidad, nosotros operamos por encima de la línea de confrontación, es decir, en los lugares donde hay recursos militares – armas, tanques – para eliminar esas amenazas.

¿La OTAN está buscando a Gaddafi?

No, en realidad no. Yo creo que cada quien tiene una hipótesis personal de dónde está Gaddafi pero nosotros no lo sabemos. Ciertamente, es de interés mundial su paradero, pero para nosotros no es algo que nos ayude a cumplir nuestra misión.
Ahora bien, la operación “Protector Unificado” señala como blanco a los centros de control militar del antiguo régimen, que ordenan despliegues de armas y soldados. Es posible que Gaddafi se encuentre en uno de esos centros.

El presidente Chávez ha hecho un llamado al grupo BRIC (Brasil, Rusia, India y China) para lanzar un contraataque en Libia. ¿Qué opinión le merece ese llamado?

(Risas) Digamos que prefiero no comentar ni especular sobre cuestiones políticas. Nuestra preocupación está ligada a la protección de la población civil. Creo que la manera en que la comunidad internacional desea resolver el conflicto en Libia no es mediante un llamado al combate sino un llamado a la paz.

Un conflicto militar que involucre a países como China, Rusia, India, Francia y Estados Unidos, sería algo parecido a la tercera guerra mundial…

No puedo pronunciarme sobre ese tipo de especulaciones. Creo que si el Consejo de Seguridad nos dio el mandato de intervenir fue por algo. Aquí no hablamos de guerra sino de protección a la población; es sobre eso que deberíamos concentrarnos.

El presidente Chávez ha dicho también que la OTAN estaría planificando un ataque a Venezuela. ¿Qué puede decir usted al respecto?

Una vez más, me niego a hacer cualquier especulación. Nuestra atención está claramente enfocada en Libia y estamos allí para salvar vidas. No voy a entrar en una discusión a ese nivel.

El mandato original del Consejo de Seguridad para la operación en Libia finalizaba el 27 de septiembre. Ya es sabido que van a permanecer en Libia, al menos, por 90 días más. ¿Hasta cuándo estiman ustedes quedarse realmente?

El secretario general de la OTAN lo ha dicho claramente: nos quedaremos en Libia hasta que sea necesario. Pero hemos visto avances: el régimen de Gaddafi ya es algo obsoleto y estamos conscientes de que no vamos a quedarnos aquí por mucho tiempo más.
Cuando veamos que las nuevas autoridades son capaces de garantizar la seguridad de sus ciudadanos y de manejarla de manera estable, nosotros podremos decir “Misión Cumplida”.

OTAN ha dicho que está incluso dispuesta a prestar su colaboración en la “era post Gaddafi” ¿qué significa eso exactamente?

No lo sabemos todavía. Las autoridades superiores de la OTAN y Naciones Unidas están en discusiones para determinar lo que se requerirá en un futuro para ayudar a Libia. Lo que sabemos es que la OTAN juega un papel muy pequeño en esta situación. Será la ONU, las ONG y otras organizaciones quienes respalden a Libia para reencontrar su camino. La OTAN se ocupa exclusivamente de la seguridad.

En términos de seguridad, ¿la era post-Gaddafi podría conllevar a una guerra entre tribus, una guerra civil?

Yo creo que lo que sucede en este momento en Libia indica lo contrario; hay una voluntad real de los libios de evitar un baño de sangre. Creo que lo que hemos visto en Trípoli o en Beni Walid refleja una voluntad de resolver las diferencias mediante la discusión y la negociación.
El Consejo Nacional de Transición ha tratado de buscar una solución en Beni Walid y en Sirte y ese es, en general, el espíritu que tienen los libios para buscar una solución no violenta.

Andreina Flores

@andreina

Publicado en el semanario venezolano 6toPoder el 25 septiembre 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s